0000
Sábado 20.10.2018  13:39
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Información Gral.
Argentina | Buenos Aires | 13-07-2018

Traducir a :   Traducir
Los primeros auxilios pueden reducir hasta en un 80% los efectos de accidentes en la calle   
Saber qué hacer mientras llega la ambulancia resulta determinante para evitar que un sangrado termine en hemorragia
El Día de La Plata ( Argentina )
Ya sea por episodios de tránsito, caídas sobre superficies filosas o situaciones delictivas con uso de armas, es habitual que los accidentes en la calle impliquen lesiones con sangrado y que en ocasiones no haya margen para esperar a que llegue asistencia profesional. Es en estos casos donde la intervención de las personas que se encuentran en el lugar puede evitar consecuencias graves si se actúa rápido y bien.

Así se desprende al menos de un informe difundido esta semana por la Asociación Argentina de Cirugía, según el cual “el accionar inicial reduce hasta un 80% la morbilidad” de las persona heridas evitando que la pérdida de sangre que se produce hasta que llega la ambulancia derive en shock por la caída de la presión arterial.

El problema es que muchas veces las personas que podrían ayudar se quedan paralizadas porque no saben cómo deberían actuar y temen cometer errores que compliquen aun más la situación. Consciente de esto es que la entidad que nuclea a los cirujanos de nuestro país lanzó un documento que recomienda que “aquellos que observan un evento hemorrágico en la vía pública adopten ante todo una actitud activa y organizada”.

Lo recomendable es que “una persona llame al servicio de urgencias (107 SAME), otra evalúe la zona del sangrado y, mientras se espera que llegue asistencia médica, se desprenda o rompa la ropa del herido y se realice con alguna prenda una compresión”, explica el doctor José Luis Tortosa, director adjunto de la entidad profesional.

Hay que evitar que el individuo sufra un shock como consecuencia de la pérdida de sangre



“Si el sangrado es pulsátil (arterial), y no cede con la compresión, se puede hacer un torniquete con un cinturón o con algún elemento que pueda disminuir la circulación por encima de donde ocurre la lesión. En este caso es fundamental anotar la hora y los minutos de cuando se realizó el torniquete ya que el dato será útil para la atención posterior”, explica.

Cuando las heridas afectan las piernas, principalmente en las personas con patología varicosa, la recomendación pasa por acostarlas y elevar sus miembros inferiores para controlar la situación. Tanto esta maniobra como la de compresión tienen por objetivo “evitar que el individuo sufra un shock hipovolémico como consecuencia de la pérdida de sangre y la consecuente caída de la presión arterial”, explican desde la Asociación.

Pero no menos importante es prestar atención y tomar nota mental de lo que ocurrió. Y es que una vez que llegue la ayuda médica, ésta buscará ante todo “establecer la secuencia de cómo ocurrieron los hechos, en qué horario sucedieron y qué acciones se tomaron”, explican desde la entidad.

DENTRO DE CASA

Actuar rápido y saber qué hacer también puede ser de gran utilidad en los casos de accidentes domésticos que derivan en sangrados. Como se desprende del informe de la Asociación Argentina de Cirugía, “los casos más frecuentes son “los cortes en las manos con los utensilios de cocina sobre todo al querer cortar algunos alimentos que estén congelados o que se encuentran en superficies que se puedan deslizar”.

En cualquier caso, frente a este tipo de situaciones “se aconseja lavar la zona y comprimir con una toalla en el corte. Dependiendo de la profundidad de la herida, es aconsejable elevar el miembro superior lastimado mientras se llama al servicio de emergencia de la zona o se asiste a una guardia del hospital”.



Cómo intervenir en caso de sangrados
•.- Llamar de inmediato al SAME (107)

•.- Evaluar la zona de sangrado

•.- Comprimir la herida con una prenda

•.- Si el sangrado es pulsátil y no cede, hacer un torniquete con un cinturón.

•.- Cuando la herida afecta a las piernas, levantarlas con la persona acostada.