0000
Viernes 24.05.2019  09:54
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Ciencia y Tecnología
Argentina | 15-03-2019

Traducir a :   Traducir
Premiaron en París a la física argentina Karen Hallberg   
Clarín ( Argentina )
Karen Hallberg (54) nunca se imaginó, cuando partió rumbo a Bariloche siendo una joven estudiante a terminar su licenciatura en el Instituto Balseiro, que ese paisaje desolado pero bellísimo sería el escenario de sus futuros descubrimientos en física cuántica. Rosarina de nacimiento, pasó su infancia y adolescencia en Jujuy, rodeada de un clima áspero, cielos magnéticos y una pasión desbordante por conocer los porqués de las cosas, desde cómo funcionaba el motor del auto de su papá hasta la fuerza que movía las galaxias.

Durante la presentación de su trabajo en la Académie des Sciences de París, dos días antes de recibir formalmente el premio L’Oréal-Unesco “Por las mujeres en la ciencia”, mostró a un auditorio repleto de colegas de todo el mundo una foto del Nahuel Huapi espejando el cielo patagónico. “Es un lugar privilegiado para trabajar”, señaló. Y al agradecer a sus colaboradores, resaltó que entre ellos había solo tres mujeres (entre más de diez varones). Este dato es casual. Justamente el premio -de 100.000 euros para que las laureadas puedan invertir como deseen- viene a suplir la desigualdad que domina estos campos: el Premio Nobel que inauguró para nuestro género Marie Curie en 1903, fue pocas veces otorgado a otras mujeres en estas disciplinas (un 3% según la Unesco), lo mismo sucede en otros concursos.

“Siempre fui muy curiosa y recibí estímulos, por parte de mis padres y en la educación pública, que fue desde la primaria Belgrano y el Colegio Nacional Nº 1 hasta la Universidad Nacional de Rosario y el Balseiro. De eso estoy orgullosa”, dijo a Clarín.

Como Hallberg fue elegida por América Latina, otras cuatro científicas representaron a los continentes restantes. Álgebra y geometría, ingeniería computacional y desafíos ambientales protagonizaron las presentaciones. El trabajo de la profesora Najat Aoun Saliba, química analítica de la Universidad de Beirut, pionero en la identificación de agentes cancerígenos y otros contaminantes tóxicos ligados a los cigarrillos electrónicos en Medio Oriente, fue uno de los más resonantes.

Además, un panel de especializadas en género debatieron sobre el impacto de ser mujer en las posibilidades de la investigación, abriendo temas como el machismo en los desarrollos de inteligencia artificial, protocolos médicos y farmacológicos y diseños que apuntan a que el humano estándar sigue siendo varón.

La Fundación L’Oréal y la Unesco seleccionaron además a 15 mujeres jóvenes (entre 9.000) para la categoría “Rising talent”. Ellas representan las promesas y María Alejandra Molina, investigadora adjunta y profesora de la Universidad de Río Cuarto, fue seleccionada por su trabajo “Desarrollo de nanogeles multifuncionales para terapia combinada con acción bactericida y fototérmica”. Recibirá 15.000 euros. Doble aplauso. Ambas argentinas destacaron la importancia de la inversión en tecnología y en becas, ya que la devaluación afectó a los subsidios recibidos. ¦