0000
Lunes 18.03.2019  10:25
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Epidemiología, SIDA y E.T.S.
Argentina | 15-03-2019

Traducir a :   Traducir
Vacuna contra el VPH: se redujo la circulación del virus en adolescentes   
Clarín ( Argentina )
Florencia Cunzolo fcunzolo@clarin.com
Existe una vacuna que previene el 80% de los casos de cáncer de cuello de útero -enfermedad que provoca entre 5 y 6 muertes por día en el país- y otros tumores que afectan a mujeres y hombres (cabeza y cuello, ano, pene, vagina). No sólo existe, sino que es gratuita y obligatoria al cumplir 11 años. Sin embargo, casi la mitad no cuenta con la segunda dosis, por lo que no están adecuadamente protegidos. Doce instituciones médicas y científicas se unieron para crear conciencia sobre la importancia de la vacunación contra el VPH para disminuir la circulación del virus y la incidencia de estos cánceres.

La vacuna se incorporó al calendario nacional en 2011 para las nenas y en 2017 para los varones. Es decir, que las chicas que cumplan entre 11 y 19 años en el transcurso de 2019 y que no se hayan aplicado las dos dosis deben iniciar el esquema o completarlo; al igual que los varones de 11 a 13.

“Casi el 50% de los chicos no tienen la segunda dosis aplicada. Nuestra ta- rea diaria como pediatras es trabajar, convencer, marcar la importancia de la vacunación y que las familias entiendan que las vacunas se tienen que dar en tiempo y forma”, afirmó Angela Gentile, jefa del departamento de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, durante el lanzamiento de la iniciativa VPH no miremos para otro lado.

Gentile precisó que la tasa de cobertura de la primera dosis es del 83% y de la segunda -que se debe aplicar con un intervalo mínimo de seis meses- se ubica entre el 40% y el 50%.

“Tenemos que trabajar para elevar las coberturas. Sin la segunda dosis la protección a largo plazo no es suficiente”, advirtió a su turno Carla Vizzotti, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE). Coincidió Leandro Cahn, director ejecutivo de la Fundación Huésped: “La falta de cobertura completa es un llamado de atención fuerte. Tenemos que garantizar la sostenibilidad de la accesibilidad y ser capaces de mejorar la cobertura para disminuir la circulación del virus”.

Otro de los datos salientes de la presentación lo aportó María Alejandra Picconi, jefa del servicio de Virus Oncogénicos del Laboratorio Nacional y Regional de Referencia para Papilomavirus del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas-ANLIS Malbrán, al ofrecer resultados del primer estudio que aporta datos de monitoreo biológico post-implementa- ción de la vacuna en Argentina. Hasta ahora, solo se contaba con datos de Australia y de algunos países del hemisferio norte.

El trabajo se realizó en dos etapas: en la primera (2014-2015) se reclutó a casi mil chicas de 15 a 16 años no vacunadas que realizaron consultas en servicios de adolescencia de tres hospitales porteños (Argerich, Durand, Rivadavia), el Evita Pueblo de Berazategui, el Hospital Madariaga de Posadas (Misiones) y centros de salud de Santiago del Estero. Esas muestras fueron comparadas con las tomadas en el segundo período (2017-2018) en jóvenes de 15 a 17 años vacunadas contra el VPH. “Observamos una marcada reducción de los genotipos de VPH 16 y 18, que son los incluidos en la fórmula vacunal y que son los responsables de la mayoría de los cánceres de cuello uterino en todo el mundo. La efectividad de la vacuna fue del 94%”, precisó Picconi. ¦