000
Miércoles 29.06.2022  18:18
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Coronavirus
Brasil | 31-03-2020

Traducir a :   Traducir
Investigadores conforman una fuerza de tareas para el combate al coronavirus   
Investigadores de la Unicamp reunen equipo, insumos y equipamientos para realizar tests de Covid-19, entender la acción de la enfermedad y testear fármacos contra el SARS-CoV-2. Impresoras 3D fabricarán piezas para respiradores y equipamientos de protección para profesionales de la salud
Agencia FAPESP ( Brasil )
André Julián. Foto Liana Coll/Unicamp. Traducción Programa INFOSALUD
Investigadores conforman una fuerza de tareas para el combate al coronavirus Un grupo de investigadores y servidores de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp) reunió equipamientos, insumos y voluntarios para la realización de tests del nuevo coronavirus en Campinas. Asimismo estudian nuevos métodos de detección, a la acción del virus en el organismo y fármacos que puedan actuar contra la Covid-19.

Los investigadores también buscan garantizar el mantenimiento de los dispositivos médicos necesarios en este momento y la fabricación de piezas y equipos de protección individual, a través de la impresión 3D, para los profesionales de la salud que trabajan en la primera línea de la lucha contra la epidemia.

Los fondos provienen de proyectos de investigación en curso, financiados por agencias de desarrollo como el Consejo Nacional para el Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) y FAPESP, de la propia Unicamp y también de donaciones de empresas, personas físicas y el Ministerio Público de Trabajo. (MPT)

José Luiz Proença Modena, profesor del Instituto de Biología (IB) de la Unicamp y coordinador del Laboratorio de Estudios de Virus Emergentes (LEVE), tiene entre sus funciones la expansión de la capacidad del Laboratorio de Patología Clínica (LPC) del Hospital de Clínicas (HC) ) de Unicamp para realizar pruebas de diagnóstico.

El LPC, coordinado por Magnun Nueldo Nunes dos Santos, profesor de la Facultad de Ciencias Médicas (FCM) de la Unicamp, se encuentra en la etapa final del proceso de certificación con el Instituto Adolfo Lutz, en São Paulo, para cumplir con los estándares de la Organización Mundial de la Salud. Salud (OMS). Con ello, las pruebas realizadas en la Unicamp no necesitarán una contra prueba en la ciudad de São Paulo.

Módena replicó las primeras muestras de ARN del virus para utilizarlas como control positivo en las pruebas de diagnóstico. Las muestras de virus se obtuvieron junto a Edison Luiz Durigon, profesor del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de São Paulo (ICB-USP) y coordinador del grupo de investigadores que aisló y cultivó el virus obtenido de los dos primeros pacientes infectados en Brasil, además de colaborar con la producción de reactivos para diagnóstico y pruebas virales (lea más en: http://agencia.fapesp.br/32692/).

“Con este material, pudimos estandarizar e implementar la prueba de diagnóstico en el Hospital de Clínicas de la Unicamp. Esto ahora se está escalonando, con el objetivo de ofrecer pruebas a gran escala para la región de Campinas, y la llegada de suministros en los próximos días nos permitirá evaluar a un gran número de pacientes ", dice Modena, quien coordina el proyecto" Patogénesis y neurovirulencia de virus emergentes en Brasil ”, financiado por FAPESP.

Pruebas
Para realizar tantas pruebas, no solo se necesitan insumos de laboratorio, sino también equipos como termocicladores, centrífugas y máquinas de PCR en tiempo real, así como personal capacitado para operarlos. Por lo tanto, tan pronto como obtuvieron las muestras de virus, la preocupación de los investigadores era tener más de estas máquinas y un equipo capacitado para llevar a cabo las pruebas.

Alessandro dos Santos Farias, profesor de IB-Unicamp, fue uno de los investigadores que organizó un grupo de trabajo para reunir equipos y capacitar a profesionales y voluntarios de HC.

“En otros países, hubo problema con la falta de personas capacitadas para hacer las pruebas. Sin embargo, en nuestra rutina de investigación, este tipo de reacción es algo que hacemos con bastante frecuencia y las máquinas están disponibles en muchos laboratorios. Hicimos entonces un llamado a la comunidad y obtuvimos equipos y voluntarios ”, dice Farias, coordinador de una Subvención de Investigación Regular y otra Subvención de Investigación bajo el Programa de Equipo de Usuarios Múltiples, con el apoyo de la Fundación.

Primero, se está capacitando a profesionales del mismo LPC y se utilizarán cuatro dispositivos de PCR en tiempo real (capaces de identificar el material genético del virus en las muestras), que analizan simultáneamente 96 muestras cada uno. Al menos otras cuatro unidades de estos dispositivos servirán como respaldo. Si es necesario aumentar el número de pruebas, ya hay otros PCR disponibles y unos 400 voluntarios, la gran mayoría con experiencia en biología molecular, como profesores, funcionarios y estudiantes de posgrado en la universidad.

“Más del 80% de los voluntarios tienen experiencia en biología molecular, lo que demuestra la importancia de la financiación pública no solo para montar un parque de equipos de este tipo sino también para capacitar recursos humanos especializados, que ahora pueden atender una demanda urgente de la sociedad", Dice Marcelo Mori, profesor de IB-Unicamp, responsable del Proyecto temático apoyado por FAPESP.

Además de tratar de entender por qué las personas mayores son más susceptibles al COVID-19, Mori hace la articulación entre el IB, el HC, la Rectoría de la Unicamp y los financiadores de la iniciativa, como el Fondo de Apoyo para Educación, Investigación y Extensión (FAEPEX) de la universidad, y las empresas y personas físicas que deseen hacer donaciones para la compra de insumos y equipos.

Comprensión del virus
La realización de test para el diagnóstico del nuevo coronavirus es solo uno de los frentes del grupo de trabajo. El laboratorio dirigido por Módena -el único con nivel de bioseguridad 3 en la región, en una escala que va hasta 4- realizará la caracterización del virus presente en pacientes que dan positivo para el SARS-COV-2 en Campinas.

"El objetivo es entender cómo circula el virus aquí, las diferencias en relación con São Paulo y cómo esto puede afectar el cuadro clínico del paciente", dice el investigador.

El trabajo se llevará a cabo en colaboración con el Centro Conjunto Brasil-Reino Unido para el Descubrimiento, Diagnóstico, Genómica y Epidemiología de Arbovirus (CADDE), con el apoyo de FAPESP y coordinado por Ester Sabino, directora del Instituto de Medicina Tropical (IMT) de la USP.

Sabino dirigió el equipo que secuenció el genoma del virus en los primeros casos de COVID-19 en Brasil (lea más en: http://agencia.fapesp.br/32637/).

La caracterización del virus también cuenta con la colaboración de William Marciel de Souza, quien está haciendo una pasantía de postgrado en la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto (FMRP) en la USP con una beca FAPESP, vinculada a un proyecto coordinado por Luiz Tadeu Moraes Figueiredo, profesor de la FMRP-USP.

Otra medida importante, que contará con el apoyo del laboratorio de Módena, será el monitoreo de la carga viral de pacientes graves ingresados en el HC. La información es esencial para saber cuándo liberar a los pacientes y poner a disposición camas.

Las muestras obtenidas también proporcionarán el análisis de los llamados mediadores inflamatorios que produce el organismo cuando entra en contacto con el nuevo coronavirus. "Además de las comorbilidades, será posible comprender mejor qué diferencia la respuesta de un paciente que evoluciona a una afección grave de otro, del mismo grupo de edad, que evoluciona bien, por ejemplo", explica el investigador.

Medicamentos
Módena también colabora con grupos que buscan medicamentos ya disponibles en el mercado con potencial de acción contra COVID-19, como los investigadores del Centro Nacional de Investigación en Energía y Materiales (CNPEM), que actualmente prueba la acción de cinco medicamentos en una de las enzimas esenciales para el virus (lea más en: http://agencia.fapesp.br/32837/).

Otro grupo con esta misión es parte del Centro de Investigación e Innovación en Biodiversidad y Farmacia (CIBFar), un Centro de Investigación, Innovación y Difusión (CEPID) financiado por FAPESP y coordinado por Glaucius Oliva, profesor del Instituto de Física de São Carlos (IFSC) de USP.

Otras moléculas que serán probadas por el equipo del investigador serán proporcionadas por el Centro de Química Medicinal de Unicamp (CQMED), también respaldado por FAPESP.

"La idea es encontrar medicamentos que hayan demostrado ser seguros para los humanos en el tratamiento de otras enfermedades y que puedan tener un efecto contra COVID-19", explica Modena.

Impresión 3D de EPI
Otro frente del grupo de trabajo está dedicado a la reparación de equipos hospitalarios, incluidos respiradores, y a la producción de piezas de repuesto y equipos de protección individual para profesionales de la salud.

El Centro de Ingeniería Biomédica (CEB), coordinado por Leonardo Abdala Elias, profesor de la Facultad de Ingeniería Eléctrica e Informática (FEEC) de la Unicamp, apoyará y hará mantenimiento y recuperación no solo de respiradores artificiales sino también de monitores multiparamétricos, bombas de infusión y cardioversores.

El Laboratorio de Biofabricación (Biofabris), a su vez, coordinado por Rubens Maciel Filho, recibió donaciones del Ministerio Público de Trabajo para la compra de polímeros para la producción, a través de la impresión 3D, del llamado “face shield”, un protector facial transparente que protege toda la cara del profesional de la salud, aumentando la protección. Las impresoras 3D ubicadas en el laboratorio también pueden imprimir repuestos para equipos hospitalarios.

“Además de recuperar equipos que no funcionan, con esta tecnología es posible reemplazar piezas que a menudo se importan y, por lo tanto, tienen un alto costo y tardan en llegar. Con la impresión 3D, fabricamos algunas piezas rápidamente, con gran precisión, y realizamos el reemplazo ”, dice Maciel, quien también coordina el Centro de Innovación en Nuevas Energías (CINE), un Centro de Investigación de Ingeniería (CPE), constituido por FAPESP en asociación con Shell.

Biofabris también puede fabricar moldes para máscaras quirúrgicas, que se suministrarán a empresas que cuentan con la certificación de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) para fabricarlos.