000
Lunes 25.10.2021  20:46
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Ciencia y Tecnología
Brasil | 23-08-2021

Traducir a :   Traducir
Un estudio sugiere que la variante Delta puede exigir un intervalo más corto entre dosis de vacuna   
La herramienta descripta en la revista PNAS por un grupo del Centro de Ciencias Matemáticas Aplicadas a la Industria tiene potencial para auxiliar a gestores a planificar la mejor estrategia de inmunización de acuerdo a la disponibilidad de vacunas y las cepas predominantes del SARS-CoV-2 en cada región
Agencia FAPESP ( Brasil )
Un estudio sugiere que la variante Delta puede exigir un intervalo más corto entre dosis de vacuna En regiones de prevalencia de la variante Delta del nuevo coronavirus, el intervalo entre dosis vacunatorias contra Covid-19 necesita ser inferior a 12 semanas para que se tenga un control específico de la pandemia. Es lo que sugiere un modelo desarrollado por el Centro de Ciencias Matemáticas Aplicadas a la Industria (CeMEAI) a partir de datos preliminares de la eficacia de la vacuna AstraZeneca para la variante Delta.

CeMEAI es un Centro de Investigación, Innovación y Difusión (CEPID) de FAPESP con sede en la Universidad de San Pablo (USP), en San Carlos.

La herramienta se describe en un artículo publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). La tecnología, creada por el grupo ModCovid-19, que incluye a investigadores de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp), la Fundación Getulio Vargas (FGV) y la Universidad de São Paulo (USP), proyecta un tiempo seguro e ideal entre dosis para controlar la pandemia, con base en los datos de eficacia de la vacuna.

El trabajo de ModCovid-19 muestra que las vacunas con menos del 50% de eficacia en la primera dosis necesitan un intervalo de aplicación más corto que las vacunas con tasas de eficacia más altas. Impulsada por estudios previos sobre la eficacia de los agentes inmunizantes, la tecnología indica cuándo es posible posponer las dosis y cuándo se logra la máxima protección posible.

“El propio algoritmo decide cuándo es mejor aplicar la segunda dosis, teniendo en cuenta la primera, para controlar la pandemia lo más rápido posible”, explica Paulo José da Silva e Silva, coautor del estudio y profesor de la Unicamp en entrevista con la Asesoría de Comunicación de la CeMEAI. Por lo tanto, la herramienta disponible en línea puede ayudar en la toma de decisiones durante el proceso de inmunización de la población brasileña y otros países.

El profesor recuerda que, cuando se redactó el artículo, en febrero de 2021, la pregunta principal era si valdría la pena retrasar la segunda dosis y cuál es la forma más segura de hacerlo, dada la cantidad limitada de dosis. En este sentido, el estudio se basó en la vacuna AstraZeneca y concluyó que la diferencia en el porcentaje de efectividad entre la primera dosis y la segunda era muy pequeña y, por tanto, valdría la pena esperar y vacunar a más personas con la primera dosis.

Ahora, con el avance de la variante Delta en algunas regiones de Brasil y el mundo, las estrategias de vacunación se pueden revisar en base a este modelo.

“Con la publicación del artículo en PNAS, esperamos que la tecnología que hemos desarrollado sea más accesible y pueda llegar a distintos países y tomadores de decisiones. Dejamos el código totalmente disponible en Internet y también estamos disponibles para ayudar a quien quiera usarlo. Nuestro trabajo desarrolla e implementa la metodología que puede analizar la situación en diferentes ubicaciones. Desarrollamos un modelo que no es solo para Brasil, es un aporte a la ciencia y es una tecnología que se puede usar en el futuro, no solo para COVID-19”, concluyó Silva.

El artículo "Optimized delay of the second COVID-19 vaccine dose reduces ICU admissions" puede leerse en: www.pnas.org/content/118/35/e2104640118.

Fuente: Asesoría de Comunicación del CeMEAI.